Monasterio de Clonmacnoise

En el corazón de la isla de Irlanda, muy cerca de Athlone está el monasterio de Clonmacnoise, uno de los más destacados del país que además de por su condición monástica, fue un núcleo comercial de primer orden en el medievo insular. Turísticamente es uno de los puntos de visita más importantes del viaje a Irlanda ofreciendo un itinerario por la historia medieval de Irlanda donde se mezcla el ambiente celta con la influencia de la iglesia cristiana y los paisajes típicos irlandeses. Monumento nacional en 1877, se podría decir que es un icono de la cuna gaélica celta.

Monasterio de Clonmacnoise con las cruces celtas
Monasterio de Clonmacnoise con las cruces celtas

La abadía de Cluain Mhic Nóis en gaélico (que significaría Prado de los Hijos de Nós) comenzó su labor con la fundación en el siglo VI, en un enclave a orillas del río Shannon en el condado de Offaly, en un área pantanosa de turba.

Lo que vemos hoy del monasterio es el conjunto de edificios supervivientes – y evidentemente reconstruidos – de los sucesivos ataques y actos de pillaje que sufrió a lo largo de los siglos.

Historia del monasterio de Clonmacnoise

La navegación del río Shannon permitía un flujo continua de personas, suministros y mercancías que de forma radial pasaban por aquí, siguiendo la ruta que de Este a Oeste seguían los caminos de Esker, unos sedimentos de grava de origen glacial que acumulados formaban una hilera en alto que actuaba de camino para atravesar la zona pantanosa que dividía los territorios de Meath y Connacht

Fue el monje San Ciarán quién en el año 545 d.C. fundó el primer asentamiento religioso que como en muchos monasterios medievales europeos era cuna de conocimiento, con escribanos y estudiosos que escribieron manuscritos famosos como el Book of the Dun Cow, uno de los incunables más antiguos de Irlanda, fechado en el siglo XII, y coincidiendo con el periodo de mayor apogeo de Clonmacnoise.

Cruces celtas del Monasterio de Clonmacnoise
Cruces celtas del Monasterio de Clonmacnoise

En este contexto de expansión del cristianismo en Irlanda, el apoyo del rey Diarmait que a la postre sería el primer Gran Monarca cristiano de Irlanda fue esencial, ya que supuso el paso de los ritos y creencias paganas a la fe y dogma cristiano. De hecho en ese periodo todavía convivieron ambos mundos y Diarmait fue entronizado en la Colina de Tara siguiendo el ritual clásico de designación del Rey. San Ciarán murió un año después de las obras sin ver concluida la primera iglesia que era de madera.

El monasterio y la ciudad creada alrededor supieron adaptarse a las alianzas alternas los reyes de Meath y Connacht, logrando una prosperidad y protección esencial para su desarrollo, creando un polo de erudición importante. Al poder económico se sumó el poder religioso y el político, como refleja que aquí, en la catedral de Clonmacnoise se enterrase el cuerpo del último rey de Irlanda, Rory O’Connor en 1198.

Las razzias vikingas y anglonormandas fueron continuas, seguidas de sendos procesos de reconstrucción y recuperación de la vida religiosa.

En 1552 una guarnición inglesa de Athlone llevó a cabo un saqueo que supuso el fin de la vocación monástica de Clonmacnoise, sustrayendo los libros, campanas, ricas vidrieras y objetos valiosos.

Visita a Clonmacnoise

El conjunto de Clonmacnoise lo componen restos de varias iglesias, una fortificación, un par de torres cilíndricas, varias inmensas cruces celtas, tumbas paleocristianas y una catedral. Todo es posterior al siglo X ya que las estructuras de los edificios anteriores, a base de madera no perduraron y sufrieron los incendios de las incursiones vikingas.

Mapa del conjunto de Clonmacnoise
Mapa del conjunto de Clonmacnoise

El núcleo de Clonmacnoise estaba protegido por un muro donde se ubican los edificios de la catedral, siete pequeñas iglesias y dos torres circulares.

La visita comienza en el Visitor Centre, un moderno edificio que además de entrada al recinto de Clonmacnoise funciona como primer acercamiento histórico. Aquí se hallan protegidas del inclemente tiempo irlandés la Cross of the Scriptures y la South Cross, cuyas copias si que están al aire libre. La primera cruz conocida también como King Flann’s Cross es una de las mayores de Irlanda, con 4 metros de altura y  tiene escenas bíblicas del Juicio Final y la Crucifixión; y la “Cruz del Sur”, de estilo similar a la cruz de Kells y fechada en el siglo IX.

Al entrar a la izquierda se divisa la O’Rourke’s Tower, que es un elemento típico de los monasterios irlandeses, funcional como campanario, refugio y torre de vigilancia. Construida en 1124 por Turlough O’Connor y O’Malone tiene diferentes fases de construcción que seguramente se deban a restauraciones continuas.

Enfrente contemplamos varios edificios. La catedral es la que posee mayores dimensiones, con el anexo de la sacristía. Construida en el año 909 por el Rey de Tara, Flann Sinna y el Abad Colman, poco queda de la estructura original, puesto que parte de los muros se reconstruyeron para subsanar problemas estructurales. Una de las puertas es románica, del siglo XII y la otra gótica tiene una decoración con figuras de los santos San Patricio y San Francisco.

Junto a la réplica de la South Cross están dos templos pegados, Temple Dowling I(XI) y Temple Hurpan, añadida a principios del siglo XVIII. Inmediatamente al lado el Temple Melaghlin (siglo XIII), relacionada con la familia descendiente de los Reyes de Meath.

A la derecha de la catedral y norte del templo Melaghlin está la pequeña iglesia de San Ciaran (siglo X), donde supuéstamente estaría el cuerpo del monje fundador. Su escaso tamaño parece más una ermita o tumba que una iglesia.

Completando el conjunto que rodean la catedral está el Temple Kelly, y en dirección al norte el Temple Connor (con su tejado intacto), que precede al Temple Finghin (1160-70), en el muro norte de Clonmacnoise, con su característica torre anexa.

En el extramuros están la Iglesia de las Monjas, un templo románico de mediados del XII cuando el estilo se introdujo en Irlanda desde el continente y el castillo anglonormando, cuya figura apenas se insinúa en lo alto de un túmulo protegido por un foso de agua. Su vida fue corta ya que desde el año 1214 apenas duró un siglo hasta su destrucción en el 1.300.

Restos del castillo de Clonmacnoise
Restos del castillo de Clonmacnoise

Anualmente se celebra una peregrinación al monasterio de Clonmacnoise el 9 de septiembre.

Información del monasterio de Clonmacnoise

Abierto todo el año salvo el 25 y el 26 de diciembre con Horario de:

Noviembre a Mediados de Marzo de 10:00 – 17:30.
Mediados de Marzo a Mayo de 10:00 – 18:00.
Junio Julio y Agosto de 9:00 – 18.30.
Septiembre y Octubre de 10:00 – 18:00.

Dirección: Clonmacnoise, Shannonbridge, Athlone, Co. Offaly.
Teléfono: +353 90 9674195.

Los grupos grandes deben hacer una pre-reserva. Hay baños y aparcamiento. La última visita es 45 minutos antes del cierre. el audiovisual está disponible en inglés, alemán, italiano y francés.

Como llegar al Monasterio de Clonmacnoise

Desgraciadamente no hay transporte público para llegar a Clonmacnoise por lo que las opciones son en coche de alquiler o en los tours de excursiones organizas que salen esencialmente desde Dublín.

En verano con el buen tiempo otra opción es tomar el crucero que desde Shannonbridge recorre el río hasta Clonmacnoise.

Tours que incluyen la visita a Clonmacnoise