Monasterio de Glendalough

Vista del complejo de Glendalough
Vista del complejo de Glendalough

Cuando el director Jhon Boorman eligió Glendalough para grabar algunas de las escenas de la película sobre las andanzas del rey Arturo en  Excalibur no buscaba otra cosa que las reminiscencias mitológicas de un enclave que habla por si sólo. Basta un día de simple turista visitando el espacio, para entender de un plumazo lo que significa Irlanda. Y es que el conjunto de paisaje, naturaleza y ruinas, bien resume el aroma de esta verde tierra, poblada por seres fantásticos como los Leprechaun.

Evangelizada tardíamente, Irlanda absorbió la religiosidad a su manera, adaptando tradiciones celtas, y creando un modelo muy arraigado, tanto que hoy en día es uno de los países con mayor fervor religioso de Europa católica.

El conjunto monástico de Glendalough (Gleann Dá Loch en Irlandés) se asienta en una cuenca formada por la última glaciación, rodeado por robledales que se clavan en una tupida alfombra verde en los montes de Wicklow.

Fundado por San Kevin en el siglo VI, Glendalough fue un centro de referencia monástica hasta su destrucción por soldados ingleses en 1398. El monje Kevin, de descendencia de la familia real de Leinster llego a este paraje buscando un lugar ideal para su vida de ermitaño. Posteriormente se unieron otros creyentes que con la ayuda del fundador y nuevo abad, levantaron este lugar de retiro. durante seis siglos Glendalough fue lugar de peregrinaje para aquellos que querían sanar su alma, o fomentar la labor de conservación de manuscritos que los sucesivos abades, como el arzobispo de Dublín Laurence O’Toole, trataron de conservar.

Que visitar en Glendalough 

Los sitios más importantes en la visita a Glendalough  son los lagos: Upper Lake y Lower Lake; la Iglesia de Trinity Church, la Cocina de de San Kevin, la Catedral, la Cruz de San Kevin y el centro de interpretación Visitor Centre.

Para empezar la visita

La doble puerta de granito de la muralla de Gleann Dá Loch es un salto a otro tiempo, donde las ruinas del monasterio ejercen de fantasmal anfitrión. Nada más entrar al recinto nos encontramos con gran parte de las tumbas, marcadas con losas o con cruces de piedra que funcionan como hitos fúnebres, memoria pétrea contra el olvido. En un lugar algo más alto y prominente, la Catedral, construida en varias fases entre los siglos IX y X,  es el edificio más importante y grande de Glendalough. El interior es de una anchura insólita para la época, y cuando entramos observamos el cielo ante la ausencia de techo. El arco románico que divide la nave central es del siglo XII.

Los edificios más significativos -como  St Mary, The Priest House, y la Cruz y la Cocina de San Kevin-,  están diseminados en torno a la gran torre circular de 30 metros que como un faro nos sitúa y nos guía durante la visita. Erigida entre los siglos X y XI, la cubierta de la cúspide se restauró en 1876 son materiales originales. Su función era defensiva y de avistamiento, sirviendo como decíamos, de referencia para los que llegaban aquí.

Por un lado encontramos St Mary, una iglesia bien conservada, del siglo X. Detrás está The Priest House (siglo XII), o la “casa de los curas”, pues en su exterior están enterrados los curas que murieron en Glendalough. Parece que su labor era de oratorio o mortuorio, y en el dintel de la entrada se observan relieves con figura de monjes.

No tiene perdida la Cruz de San Kevin, una enorme cruz esculpida en una única pieza de granito, y que es uno de los mejores ejemplos de cruz celta típicamente irlandesa.

Para completar los edificios en torno a la gran torre, está la Iglesia de San Kevin, conocida comúnmente como la Cocina de San Kevin. Este oratorio del siglo XI-XII tiene una pequeña sacristía adosada, y disponía de dos niveles separados por un entramado de madera. Coronado por una pequeña torre cónica, las paredes están revestidas por piedras compactadas sin argamasa.

Si volvemos nuestros pasos hacia el Este, en dirección a Laragh, accederemos a la  Trinity Church (sg XI-XII), y si continuamos andando están los restos de St. Saviour’s Priory, una iglesia con arcos y decoración románica.

Upper Lake (Lago Superior)

Tanto si seguimos la carretera panorámica, como si andamos por el sendero habilitado, alcanzamos el lago superior, inmediatamente después del lago inferior o Lower Lake, a través del Glenealo River. En la orilla del lago encontramos una serie de cruces -muchas parece que colocadas en peregrinaciones- que visten todavía más la espectacular postal que se nos abre ante nuestros ojos.

Para empezar encontramos uno de los misterios de Glendalough, conocido como el Caher. Consiste en un recinto circular de piedra amurallado, de unos 20 metros de diámetro. Su propósito original y el periodo de construcción sigue siendo un misterio, apareciendo edificaciones similares por todo el país. Una de las teorías es que fueran recintos dedicados al rezo para los peregrinos que recorrían las montañas.

En la orilla cerca se encuentran los restos de la Reefert Church, iglesia del siglo XI utilizada como mausoleo después por los O’Toole. el nombre Reefert deriva del irlandés ‘Righ Fearta’, refiriéndose al “lugar sagrado de los reyes”, los jefes locales del clan de los O’Toole. Datada en el siglo XI parece que se levantó sobre una iglesia más primitiva. La iglesia y el cementerio están rodeados de un perímetro de muro de piedra cuyo nombre en gaélico es ‘caiseal’. Sin embargo muchos de los muros actuales son modernos.

Aledaña está la Celda de San Kevin, la choza que servía de vivienda al santo, y que hoy sólo refleja la forma circular de la edificación.

Más adelante está una cavidad situada entre rocas está lo que se conoce como la cama de San Kevin. En esta oquedad artificial de apenas 2 metros de profundo se retiraba según la leyenda el santo a meditar. Sólo se puede llegar en barca y no se recomienda tratar de llegar porque su acceso no es seguro.

Para terminar, siguiendo la orilla están las casi imperceptibles huellas del Temple-na-Skellig, probablemente la construcción más antigua de todo el complejo de Glendalough. Esta pequeña iglesia abigarrada entre la ladera de la montaña del Upper Lake no es accesible para los visitantes pero se puede ver desde desde el extremo opuesto, en el camino Miners’ Road, que lleva a las minas del otro extremo del lago.

En Glendalough  se celebran varias fiestas y celebraciones de diversa índole, como el Walking Festival, una peregrinación desde Laragh hasta el antiguo monasterio que cada octubre atrae a fieles y amantes del trekking. En mayo el Bealtaine Festival, una fiesta artística sirve de plataforma para eventos musicales, danza y teatro, a cargo de los antiguos miembros de la comunidad. Un mes después, en junio, el Festival de St. Kevin y en noviembre el de Laurence O’Toole. Tampoco hay que olvidar el festival de los jardines de Wicklow, que desde mayo a agosto abre las puertas a todo el público a jardines cerrados durante el resto del año.

Información

Es posible hacer las visitas guiadas en español al monasterio de Glendalough, pero mejor contactar previamente para asegurarnos el día y la hora (las reservas se pueden hacer online y por teléfono). Los grupos de la visita son de 40-50 personas y dura aproximadamente 30-40 minutos.  También hay libros que ilustran la ruta, pero sólo en inglés, francés, alemán e italiano.

Hay visitas organizadas desde las principales ciudades de irlanda, especialmente desde Dublín, con salidas en autobuses. En los varios puntos de información turística señalados en el mapa puede solicitar información de las excursiones en el entorno de Wicklow.

El centro de visitantes es accesible para personas con movilidad reducida, si bien hay partes del recinto como el cementerio que son de difícil acceso para este colectivo.

Bus Route(s): St. Kevin’s Bus Service +353 1 2818119

En el centro de visitantes hay un audiovisual que ilustra la historia de los monasterios: “Ireland of the Monasteries”, en una sala con capacidad para 90 personas. Dura 17 minutos y está disponible en inglés, alemán, francés e italiano.

Dirección: Glendalough, Bray, Co. Wicklow

Teléfono: +353 404 45352 / 45325
Email: george.mcclafferty@opw.ie

Horarios Glendalough

Horario de invierno. Desde mediados de Octubre a Mediados de Marzo abierto todos los días de  9.30 – 17.00
Horario de verano. Desde Mediados de Marzo a Mediados de Octubre abierto diariamente de 9.30 – 18.00
Última entrada 45 minutos antes del cierre
Duración de la visita entre 1 hora y 1 hora y media.

Mapa de Glendalough 

Mapa de Glendalough
Mapa de Glendalough

Como llegar a Glendalough 

Desde Dublín es muy fácil llegar en apenas una hora. Glendalough está a una hora de la capital irlandesa, al sur de las montañas Wicklow y se puede llegar por la carretera de la costa que pasa por la localidad de Bray, o atravesando las montañas Wicklow, lo que nos permite conocer por dentro el Parque Natural.

Está perfectamente señalizado y el último pueblo que encontramos antes de llegar es Laragh. Una vez en el recinto del monasterio nuestro coche o autobús puede aparcar en el Parking, y sacar las entradas de la visita en el Centro de Visitantes. También hay un restaurante donde tomar un tentempié o comer.

Tours organizados a Glendalough

Ruta desde Dublín a Glendalough


Ver mapa más grande