Dublín

Dublín es la capital de la República de Irlanda
Dublín es la capital de la República de Irlanda

Dublín es el lugar ideal para iniciar el viaje por la isla además de ser la capital de la República de Irlanda y la localidad más extensa y cosmopolita del país. Se trata de una ciudad atrayente y llena de color, con bellos edificios georgianos, que cuenta con una rica historia literaria y con pubs extremadamente acogedores.

Dublín, situado en una llanura rodeada por los montes Wicklow y dividida por las negras aguas del río Liffey, se abre al Mar de Irlanda a través de su extensa y bella bahía. Dublín es la capital de la República de Irlanda donde viven aproximadamente 1 millón de ciudadanos (incluyendo todo el condado), una cuarta parte del total de habitantes de la isla. Fundada por los vikingos daneses a mediados del siglo IX bajo el nombre de Dyflin. Su muy destacable devenir histórico mezclado con una gran creatividad cultural (Oscar Wilde, James Joyce, los conocidísimos U2, Sinéad O’Connor, George Bernard Shaw, etcétera) ha convertido la ciudad en un enclave totalmente diferenciado del resto del país,  cómo ocurre otras veces con ciudades muy emblemáticas, Dublín es para el viajero un punto totalmente a parte y a la vez imborrable de su estancia en Irlanda.

Dublín disfruta de un clima templado marítimo caracterizado por inviernos templados, veranos frescos, y una falta de temperaturas extremas. Contrariamente a la creencia popular, Dublín no experimenta mucha lluvia, la mitad que la zona oeste de Irlanda. La temperatura máxima promedio en enero es 7.6 °C, la temperatura máxima promedio en julio es de 19 °C. Los meses más soleados, son mayo y junio.

Dublín es ciudad para el viajero sosegado, para visitarla pausadamente descubriendo infinidad de pequeños tesoros y multitud de parques, como Phoenix Park, de 700 hectáreas siendo bastante mayor que el Hide Park de Londres. No hay que dejarse engañar pues por la impresión inicial de barrios suburbiales un poco degradados y su perenne cielo gris. Ciudad contradictoria une pasado y presente, esplendor y decadencia, mar, río y colinas, ruido, pubs y alegría con paz, calma y tranquilidad.

Se encuentra claramente dividida en dos mitades diferenciadas por el río Liffey que transcurre lentamente adormecido entre los Quay (antiguos muelles mercantiles). Es precisamente el río Liffey el mejor punto de orientación para el turista y sirve de fácil referencia en las visitas através de sus calles. La mayoría de los puntos de interés están situados al sur del río que, a diferencia de la mayoría de los ríos de ciudad, está muy bien cuidado y preserva lo puro de la vida.

Al sur de Dublín, atravesando uno de los múltiples puentes, es inevitable toparse con la Custom House, gigantesco edificio georgiano del año 1780, situado en la orilla norte del río. También en la orilla norte y construido por el mismo arquitecto, James Gandon, destaca el edificio de Four Courts, cuyo bombardeo en 1922 inició la Guerra Angloirlandesa. Desde la rotonda superior de su construcción central, se disfruta de unas bellas vistas de la ciudad.

El Trinity College es uno de los principales monumentos de la zona sur. Fundado en 1592 por la reina Isabel I, este complejo universitario presume de su campanario y de los muchos añejos y gloriosos edificios que lo componen. Sin embargo, su mayor interés gira entorno al Book of Kells, un manuscrito del año 800 d.C. aproximadamente, uno de los libros más antiguos del mundo. Esta obra maestra se encuentra en la Biblioteca Colonnades. Otras edificicaciones no menos impresionantes son el Banco de Irlanda, construido originariamente para albergar el parlamento irlandés; la catedral protestante de la Iglesia de Cristo, que aún conserva algunos restos del templo de madera danés original, del siglo XI, y la catedral de San Patricio, que data del año 1190 o 1225 y que, según se cuenta, se construyó en el mismo lugar donde el santo patrón bautizó a sus conversos.

Otra de las construcciones características de la ciudad de Dublín es su castillo, más bien un palacio que una fortaleza, mandado construir por el rey Juan en 1204, de cuya obra original sólo queda la torre Record. Una de las partes más antiguas de la ciudad de Dublín en Irlanda es el laberinto de calles de Temple Bar, que ahora están llenas de restaurantes, pubs y tiendas de moda. Entre los museos de la ciudad destacan el Museo Nacional, con una envidiable colección de tesoros desde la Edad de Bronce en adelante; la Galería Nacional, en la que sobresale una bella colección de arte italiano; el Museo Heráldico, para aquellos interesados en seguir la huella del origen irlandés y, por último, el Museo Cívico de Dublín.

El esplendor de las edificaciones georgianas de la capital puede apreciarse mejor desde el parque de St Stephen’s Green, un espacio de nueve hectáreas de vegetación situado en el centro de la ciudad de Dublín en Irlanda. Otros lugares donde se puede contemplar arquitectura georgiana son Merrion Square, Ely Place y Fitzwilliam Square.

Dublín en Irlanda ofrece una amplia variedad de posibilidades de alojamiento, aunque se recomienda reservar con bastante antelación en verano. Y en cuanto al alojamiento y comida alrededor de la calle O’Connell, al norte del río Liffey, existe un gran número de hostales, mientras que, en el sur, el alojamiento es más agradable, limpio y, evidentemente, también más caro. En el norte del río también se pueden encontrar restaurantes de todo tipo, pero donde hay más variedad es en la antigua zona de Temple Bar, al sur del Liffey.

Hemos dedicado secciones específicas a cada actividad en Dublín, para mayor informacion visitenlas:

Lo indispensable.

Dónde dormir en Dublín
Dónde comer en Dublín
Cómo llegar a Dublín
Cómo moverse por Dublín
Por dónde salir en Dublín
Oficinas de turismo en Dublín
Mapas de Dublín

Qué hacer y qué ver.

Rutas por Dublín
Actividades en Dublín
Arte y cultura dublinesa
Patrimonio cultural
Museos
Salas de exposiciones y galerías
Transportes turísticos

Entretenimiento en Dublín.

Entretenimiento en Dublín
Música en Dublín
Teatro en Dublín
Principales festivales
Cine
Parques temáticos y de atracciones
Teatros
Acuarios
Áreas de recreo
Cines
Casinos

Gastronomía.

Gastronomía dublinesa
Mercados y ferias gastronómicas
Platos típicos
Productos de la tierra
Restaurantes
Confiterías y pastelerías
Artesanía

Fiestas y tradiciones.

Fiestas y tradiciones dublinesas

Deportes.

Deportes en Dublín
Actividades deportivas
Alquiler de material deportivo
Instalaciones deportivas
Puertos deportivos y pesqueros

De compras.

De compras por Dublín
Principales zonas de tiendas
Centros comerciales
Mercados

Otras informaciones.

Spas y balnearios en Dublín
Bibliotecas y archivos
Viajes de Negocios en Dublín